10 razones para ser franquiciado

Si estás pensando en comenzar tu propio negocio, las franquicias pueden ser una buena opción. Se trata de un modelo de negocio en el que se comercializa una marca, producto o servicio ya establecido y con reconocimiento, con todas las ventajas que esto conlleva.


Las franquicias ofrecen numerosos puntos a favor a los emprendedores que quieren montar su propio negocio, pero ¿por qué franquiciarte? ¿No sería mejor comenzar tu propia marca desde cero?


En este artículo te ofrecemos 10 razones para ser franquiciado y explicamos por qué es una buena idea invertir en una franquicia. Si todavía no estás seguro, no te pierdas este artículo. ¡Te sorprenderá lo que encontrarás!


10 razones para ser un franquiciado


1- Las franquicias ofrecen un modelo de negocio probado y exitoso

Una de las primeras ventajas que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de franquicias es que cualquier marca que haya podido comenzar a expandirse ha tenido que probar su viabilidad. De esta forma, al invertir en una franquicia, estás apostando por un modelo de negocio que ya ha demostrado su éxito.


Esto es una gran ventaja, ya que al elegir ser franquiciado no tendrás que arriesgar tu dinero en algo que no funciona, ya que el propio modelo de negocio te brinda todas las herramientas para triunfar.


En cambio, si optas por crear tu propia marca desde cero, tendrás que hacer todo el trabajo de investigación y pruebas para ver si tu idea funciona o no. Generalmente, esto conlleva un riesgo mucho mayor.


2- Las franquicias te permiten invertir en una marca reconocida

Otra de las grandes ventajas de las franquicias es que, al invertir en ellas, estás invirtiendo en una marca reconocida.


Eso significa que ya cuentas con cierto renombre y clientela fidelizada desde el primer día. Invertir en una franquicia te permite ahorrarte todo el trabajo y el coste que supone crear tu propia marca desde cero y lograr que sea reconocida.


Así, por ejemplo, no es lo mismo abrir tu propia cafetería desde cero, en la que probablemente te cueste captar tus primeros clientes, que crear un local de una marca ya conocida como Starbucks o Costa Café.


Por otro lado, también hay que tener en cuenta que, si tu franquicia es parte de una gran cadena, podrás beneficiarte del reconocimiento y la publicidad que esta realiza.


Todo esto se traduce en un importante ahorro de tiempo y dinero para ti. Por supuesto, todo esto no quiere decir que el éxito esté garantizado al 100%. No obstante, sí te brinda muchas más ventajas y posibilidades de éxito que si lo hicieras desde cero.


3- Cuentan con una estructura y unos procedimientos ya establecidos

Al optar por franquiciarte, te estás apoyando en una marca que ya tiene experiencia y, por lo tanto, cuenta con una sólida estructura.


Eso significa que no tendrás que preocuparte de crear tu propia red de distribución o tu propio sistema de producción, ya que todo eso se encuentra ya establecido por los creadores de la marca.


De hecho, la mayoría de marcas ofrecen a sus franquiciados un manual de operaciones y una formación en la que les enseñan a dirigir el negocio de forma profesional desde el primer día.


4- Las franquicias te ofrecen una mayor seguridad

Como ya hemos comentado, las franquicias son un modelo de negocio en el que se comercializa una marca, producto o servicio ya establecidos y con reconocimiento.


Eso significa que, si optas por franquiciarte, cuentas con cierta seguridad respecto a tu inversión. No obstante, es importante tener en cuenta que no existe ningún tipo de garantía absoluta en el mundo empresarial y que el éxito de tu negocio depende en gran medida de cómo lo gestiones.


5- Cuentan con una amplia red de apoyo

Otra de las grandes ventajas que ofrecen las franquicias es la amplia red de apoyo a la que puedes acudir en caso de necesitarlo.


Al franquiciarte, estás formando parte de una gran familia y, por lo tanto, podrás contar con el respaldo y el asesoramiento de otros franquiciados y del propio equipo creador de la marca.


Esto es muy importante, ya que te ayudará a solucionar cualquier problema con el que te puedas encontrar durante el desempeño de tu labor.


6- Las franquicias te permiten una mayor flexibilidad

Aunque las franquicias cuentan con ciertos requisitos y limitaciones, en general, ofrecen un mayor grado de flexibilidad que otros modelos de negocio.


Por ejemplo, al franquiciarte, podrás elegir el local en el que deseas instalar tu tienda, así como la zona geográfica en la que prefieres establecerte.


Además, también podrás decidir si quieres trabajar por tu cuenta o si prefieres contratar a otros empleados para que te ayuden en el día a día.


En cualquier caso, es importante tener en cuenta que la franquicia no es un modelo de negocio totalmente libre y que debes cumplir con ciertos requisitos establecidos por los franquiciantes.


7- Te permiten una mayor rentabilidad

Como ya hemos comentado, al franquiciarte estás invirtiendo en una marca reconocida y con experiencia.


Eso significa que cuentas con un importante respaldo desde el primer día y podrás beneficiarte de todo el trabajo de marketing y publicidad que haya realizado la franquicia para posicionarse en el mercado.


Todo esto se traduce en una mayor rentabilidad para ti, ya que podrás captar clientes desde el primer momento sin tener que hacer un esfuerzo tan grande como en otros modelos de negocio.


8- Las franquicias son un modelo de negocio escalable

Otra de las grandes ventajas que ofrecen las franquicias es que se trata de un modelo con posibilidades de escalar. Esto significa que, si todo va bien, podrás ampliar tu tienda con el tiempo y abrir nuevas ubicaciones en otros lugares.


Además, también podrás aumentar el número de empleados para que te ayuden en la gestión del día a día.


9- Te permiten una mayor flexibilidad horaria

Aunque las franquicias requieren un importante compromiso por tu parte, también ofrecen una mayor flexibilidad horaria que otros modelos de negocio.


En general, podrás elegir el horario en el que quieres trabajar y adaptarlo a tus necesidades, ya que no estarás atado a los horarios de apertura y cierre fijados por la franquicia.


Eso sí, este punto depende de la marca de la que vayas a depender, por lo que es importante que realices una investigación previa sobre los requisitos de cada una.


10- Las franquicias son un modelo de negocio versátil

Por último, pero no por ello menos importante, las franquicias son un modelo de negocio muy versátil que se adapta a diferentes necesidades.


En general, podrás encontrar franquicias para todos los gustos y bolsillos, desde pequeñas tiendas o hasta grandes franquicias con presencia internacional.


Así que, si estás buscando un modelo de negocio en el que puedas invertir tu dinero para comenzar a generar ingresos lo antes posible, las franquicias pueden ser una gran alternativa.


En este sentido, crear tu propia tienda Gelatiamo puede ser una gran opción si quieres introducirte en el sector de la restauración de forma rápida y sencilla. Ponte en contacto con nosotros y te daremos todos los detalles.



¿Quieres ser franquiciado?

TOP